El quehacer teológico desde el lugar teológico de la literatura
Fidalgo / 1 Aprile 2022

El quehacer teológico debería considerar siempre como su punto de partida y de llegada la realidad histórica, esa realidad con densidad de Kairós, que se manifiesta en esos signos de los tiempos que claman e interpelan. Luego debería buscar sus fundamentos en el trípode Escritura, Tradición y magisterio, con las necesarias complementariedades y diferenciaciones (cf. DV, n. 10). Pero más que nada debería saber elegir las mediaciones que le permitan realizar no solo un discurso plausible, sino una presencia autorizada mediante un diálogo lúcido y crítico con los demás saberes humanos. Dichas mediaciones pueden incluir al menos tres aspectos o especificaciones: mediaciones socioculturales (sabiduría popular; antropología culturales; etc.); mediaciones analíticas (sociología; ciencias sociales; biología; psicología; etc.) y mediaciones hermenéuticas (filosofía; antropologías varias; etc.). Cada una de ellas se especifica considerando el argumento o los argumentos en cuestión. Es cierto que a veces se podría utilizar una sola ciencia para cada una de las mediaciones. Así por ejemplo, es lo que suele suceder con la filosofía, que más allá de su tipología o escuela a la que represente, puede muy bien ayudar a comprender la realidad en y desde esas tres mediaciones. En este sentido, aquí quisiéramos evidenciar una mediación, que…

«Una persona-una teología: íconos de una historia fecunda»
Fidalgo / 11 Febbraio 2022

«Una persona-una teología: íconos de una historia fecunda» En memoria de los 50 años de la primera edición del libro del hermano, pastor y teólogo, Gustavo Gutiérrez (08.06.1928): Teología de la liberación: Perspectivas, CEP, Lima, 1971[i]. La historia personal de Gustavo, con su desde donde geográfico y sociocultural, se fue entretejiendo con su caminar como presbítero-pastor-teólogo. El cual, desde su formación y camino pastoral, buscó responder con la mayor apertura y sinceridad que le fueron posible a lo que intuyera como el gran desafío para la fe cristiana. Dicha respuesta se fue gestando dentro de los vientos renovadores del Vaticano II y su recepción en Latinoamérica y el Caribe, en la II Conferencia General del Episcopado Latinoamericano realizada Medellín (1968), y se la puede ver esbozada en lo que se considera la antesala de su libro, su conferencia «Hacia una teología de la liberación», pronunciada durante el II Encuentro de Sacerdotes y Laicos realizado en Chimbote (Perú, 21-25/07/1968). Allí, dos cosas aparecen que serán como la raíz y la continuidad narrativa y estructural de la teología de la liberación (TdL): la importancia de los así llamados “signos de los tiempos” y que el quehacer teológico es siempre una función segunda,…

Seres fronterizos sin fronteras… A un año de Fratelli Tutti
Fidalgo / 31 Dicembre 2021

Asistimos a diario por estas latitudes de Europa o mejor de Eurasia y podríamos decir también de “Euráfrica”, así como en otras partes de todas las Américas, al drama de las “forzadas migraciones humanas”, generando esa categoría “molesta” de los llamados “inmigrantes”, pero a los cuales, por esa terca manía de las formalidades que enmascaran la realidad, se les des-individua y se les coloca en el perfil de grupos invasores y peligrosos. Por lo que, queriendo o no, se les deshumaniza. Por ello, no se habla de sus vidas, sus historias, sus rostros concretos, sino del problema de la inmigración “clandestina”, del control de fronteras, de la “seguridad nacional” y similares epítetos frutos de instrumentalizaciones geopolíticas y de autoreferencialismos étnicos y socioculturales. Lo que está sucediendo en las fronteras de Bielorrusia y Polonia, así como cotidianamente en el mar Mediterráneo, es cada vez menos excusable, es el más grande sin sentido – sin justificación alguna – de la historia presente. Es por ello que la propuesta y el llamado del papa Francisco en Fratelli Tutti (30-10-2020) se vuelve más que nunca urgente y necesario, necesita ser comunicado y expresado por los mejores modos posibles (cf. FT, nn. 80-86). La teología,…

Emilce Cuda, rostro femenino de una Iglesia en «salida»
Fidalgo / 26 Novembre 2021

Empecemos por ofrecer algunos datos para conocer mejor a esta mujer que, además de propia valencia personal, puede ser signo de una forma de responder como Iglesia ante los signos de los tiempos. Nacida en Buenos Aires – Argentina (26.12.1965), ha sido la primera mujer laica argentina en obtener un doctorado en teología moral en la Pontificia Universidad Católica Argentina (2010), especializada en cuestiones sociales (estudió Ciencias Políticas en la Northwestern University de Chicago, Economía y Negocios en la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales), y ha sido recientemente nombrada como nueva jefa de oficina de la Pontificia Comisión para América Latina (2021)[1]. Es mujer, laica, esposa y madre, casada con Patrick Joseph Dunbar, sus hijos: Tomas y William. Además de su experiencia docente y de asesoría en grupos nacionales e internacionales, le caracteriza su interés, dedicación y diálogo con la cultura popular, los sindicatos y los movimientos populares. Entre sus contribuciones, en la que se pueden percibir sus centros de interés, se podrían citar: Democracia y Catolicismo en Estados Unidos: 1792-1945 (2010); Democracia en el Magisterio Pontificio (2014); Para leer a Francisco. Teología, Ética y Política[2] (2016; Leggere Francesco. Teologia, etica e politica – 2018); como editora: Nuevos estilos…

Un nuevo año académico. Desde el desafío de no soltar y liberar al “niño de Kabul”
Fidalgo / 15 Ottobre 2021

No se trata solo de una imagen, sino de una metáfora que encierra -con todo su clamor- una rotunda invitación a no seguir andando por el solo avanzar de un simple calendario. Es una invitación a salvar el presente preñado de futuro, pero al mismo tiempo amenazado en su más neurálgica fragilidad. Es una invitación a ser más que nunca conscientes que nuestra historia nos reclama autenticidad, veracidad y sobre todo la capacidad de respuestas sapienciales y proféticas. He aquí donde nuestro servicio formativo, en la escuela de san Alfonso, puede tener su lugar, más aún, su hogar natural. No soltar y liberar es la tarea urgente, esto es, rescatar de las amenazas y dar al menos alguna oportunidad de ir más allá de todas las atrocidades humanas presentes en todos los bandos, con más o menos responsabilidades. Nadie queda ajeno al dicho «quién esté sin pecado que arroje la primera piedra». El estudio no puede ser un lugar ni abstracto ni alejado de los verdaderos clamores de la historia, se debe saber insertar en los entramados de la historia para poder desde allí encontrar las mejores alternativas que hagan lo más digna y libre posible la existencia humana y…